Críticas
CANDIDE de Leonard Bernstein, ESTRENO ARGENTINO A TODO RITMO VOCAL en CLAROSCURO ...Teatro Argentino de La Plata / Nuova Harmonía
By BATTAGLIA
  • 23 de Noviembre de 2018
  • Battaglia's:  

CANDIDE 

 Musica: Leonard Bernstein- Libreto: Hugh Wheeler

Versión de Ruben Szuchmacher y Lautaro Vilo, basado en la novela Candide, ou lóptimisme de Voltaire

 

Dirección musical:  Pablo Druker

Régie: Rubén Szuchmacher

Dtor. de Coro: Hernán Sánchez Arteaga

Coreografía: Marina Svartzman

Escenografía y vestuario: Jorge Ferrari

Diseño de iluminación: Gonzalo Córdova

Fotografias, gentileza Perez de Eulate- Teatro Argentino

Elenco:

 Santiago Martínez (Candide), Oriana Favaro (Cunegunda), Héctor Guedes (Voltaire, Pangloss y Martin), Mariano Gladic (Maximilian y Capitán), Eugenia Fuente (Vieja dama), Rocío Arbizu (Paquette), Pablo Urban (Gobernador, Vanderdendur y Príncipe Ragotski), Mirko Tomas (Vendedor de Cosméticos, Inquisidor I, Juez y Príncipe Charles Edward), Sebastián Sorarrain (Doctor, Inquisidor II, Juez, Croupier y Rey Stanislaus), Víctor Castells (Vendedor de Cerveza, Inquisidor III, juez y Tsar Iván), Luca Eizaguirre (Alquimista, Sultán Achmet y Crook) y Alfredo Martínez (Chatarrero y Rey Hermann Augustus).

 

La Candide de Leonard Bernstein no tuvo un éxito inmediato, tuvo varias revisiones, la última versión validada por el compositor, es la de la grabación de 1989, la cual parece haber alcanzado el equilibrio que buscaba entre el romance que le gustaba, la tesis filosófica y el musical. Este es elegido por el Teatro Argentino de La Plata y la Fundación Nuova Harmonia para poner este título (estreno en Argentina) en el Teatro Coliseo para celebrar el centenario del nacimiento de "Lenny", como lo llamaron sus amigos a su compositor. La obra entrada en un repertorio difícil de ubicar opereta/musical tuvo un entusiasta recibimiento lo cual fue un merecido homenaje para el compositor. Aunque uno de comentar la falta de conocimiento sobre el tipo de obra a escuchar por alguna parte del público, que sin saber el repertorio objetiva de manera negativa sobre una pieza adelantada a su tiempo y que marcara luego uno de sus libretistas Stephen Sondheim el camino del musical americano por excelencia.

No hace falta decir que esta recepción tan feliz está vinculada a la calidad de la ejecución y, a este respecto, aparecerán elogios.. El primer contacto con el trabajo se realiza a través de la  “Ouverture”, en unos pocos tempos, Pablo Druker revela su comprensión de la partitura. La introducción al trabajo es, bajo su guía, un ingenio chispeante condensado, alegre vitalidad y cultura musical abierta en el tiempo como en espacio; un pasaporte global. Hace que los efectos grandiosos o grandilocuentes suenen o que las cuerdas sensibles se estremezcan con ternura, pero hace perceptibles las intenciones traviesas o irónicas por las cuales la escritura del músico encuentra el espíritu del escritor. En cuanto al sabroso crisol rítmico, lo canta con una precisión que no excluye la sensualidad. Obviamente esta felicidad solo es posible porque los músicos cooperan plenamente, y uno se pregunta cómo teatro oficial que es el Teatro Argentino, se espera que en la reapertura de su sala oficial, se cuenta con esta obra en su repertorio.

 Otra gran actuación, la del coro de la casa, que confecciona su gran cantidad de piezas con una autoridad impecable, a veces imponente, a veces sarcástica, a veces beata (en Autodafe ), modulando muy sutilmente su poder y otorgando a su última intervención a capella la esperada y desconcertante resonancia de un coral místico, majestuoso como conmovedor, mi felicitación a todo el conjunto y a su director Hernan Sánchez Arteaga.

Los solistas no se quedan al margen; en los múltiples papeles de Voltaire, Pangloss, Martin y Cacambo, el elegante e ingenioso Hector Guedes demuestra su dominio del inglés, muy ingenioso cuando explica que Candide reconoció a Cunégonde como "su contador". Y su talento como intérprete en la diatriba de "Dear Boy" de Pangloss antes de expresar el furioso disgusto de Martin en "Palabras, palabras, palabras".  El barítono Mariano Gladic encarna al hermano de Cunegonde, como a Maximiliano con eficiencia, la claridad de su voz y el refuerzo de su mímica contribuyeron al sabor del texto y a las situaciones marcadas por la el director de escena.

 Rocio Arbizu en su Paquette como la sierva devota que transmitió la sífilis a Pangloss y cuya versión feminista fue la superiora de una comunidad jesuita, entre otras condiciones. La cantante se encuentra visiblemente en el estado que una vez se llamó "interesante" y ella lo muestra maliciosamente, como el fruto de la conducta caprichosa del personaje, lleno de connotaciones picarescas y con alusiones a la actualidad. Eugenia Fuente probablemente sea suficiente para calmar las perplejidades de la “old lady”; en su madurez naciente, fluye con felicidad, y para nosotros, en este personaje loco, que el compositor ha gratificado dos piezas de valentía, la más famosa de las cuales es el tango del primer acto. ¿Cómo describir la calidad de sus intervenciones, tanto vocales como visuales, porque a las palabras se une la mímica y el gesto? Si tiene en mente la interpretación de Bernstein de Christa Ludwig, tendrá una idea clara de la de Eugenia Fuente. Su dúo con Cunégonde "Somos mujeres" es una trampa a la que uno sucumbe sin resistirse. El resto del elenco estuvieron en personaje entremezclados en los roles, pero que en capacidad de rendimiento vocal cumplieron raudamente en sus tesituras.

Ahora bien, ¿cómo puede uno resistirse a Oriana Favaro? Su Cunegonde es irresistible, con su humor expresivo,y sus joyas se la vio deslumbrante como se esperaba, Las dificultades en partitura acumuladas fueron resueltas de manera correcta como ingeniosa. Su capacidad como  intérprete es conocida y, por lo tanto, le da cierto grosor a un personaje cuya profundidad intelectual no es la característica. Gracia, espíritu, elegancia, esta mujer desvergonzada conserva el encanto suficiente para comprender la obstinada búsqueda de Candide, bajo la apariencia del tenor Santiago Martínez. Primero sabe, mientras Voltaire presenta a su héroe, aprovechar su físico juvenil tomando el aire de inocencia que es su tarjeta de presentación. También podrá expresar tanto la exaltación ingenua como la incertidumbre y la duda, con su rostro conmovedor y los colores de su voz de tenor, en las "meditaciones" del personaje al conmovedor "Nada más que esto". Lo que precede a la conclusión.

Ahora bien en la propuesta escénica esta el mundo de Candide que juega sin arriesgarse con las escenas de la sátira, uno probablemente esperaba no estaticismo sino movimiento escénico - recordemos que siempre se piensa esta obra como “opereta  americana” el cual no es ni más ni menos que un verdadero musical americano, por tanto los desplazamientos deber dar credibilidad a la sátira e ironías planteadas. Ruben Szuchmacher fue el encargado de hacer la dirección escénica. La escenografía y vestuario de Jorge Ferrari, fue correcto, pero no salió mas alla del carton entelado sin brillo enfundado en trajes tristes y uno se pregunta para que se plantean bocetos escenográficos al estilo Roy Lichtenstein y no se lleva a cabo una ropa al estilo , lo cual provoca una masa de color quasi uniforme y contradicción visual que sumado al intento de marcar con la iluminación las escenas no salen de la oscuridad (diseño de iluminación Gonzalo Córdova)

La pareja del final Candide y Cunegonde, ya no es la pareja inicial. Han pasado los años, vicisitudes, y el aspecto de Cándido es ahora sin ilusión. Pero si veía a Cunegonde como un pícaro en el casino, ella también sabe que su belleza ha desaparecido. Su unión final es la de dos personas, pero no es un final feliz. Pero la imagen que los intérpretes, jóvenes y bellos, dan cuando se dan la mano es la del final feliz. ¿Sería demasiado pedir que, hasta el final de la música, sigan siendo los personajes a quienes su arte nos ha hecho creer? Me parece que Voltaire y Bernstein tendrían la última palabra...

By BATTAGLIA

 

 

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Últimas Críticas
Viajes y Videos