Críticas
CARTAS DE AMOR de A. R. Gurney, TEXTO Y ACTUACIONES QUE LLEGAN AL CORAZÓN ...
By Battaglia
  • Slide
  • Slide
  • 11 de Enero de 2019
  • Battaglia's:  

Cartas de Amor de A. R: Gurney

Cuando el dramaturgo A. R. Gurney empezó a crear Cartas de amor tenía la intención de escribir un libro. Envió el manuscrito a The New Yorker, pero se lo devolvieron de inmediato diciendo: “Nosotros no publicamos teatro”. Así que, siguiendo el consejo de la revista, Gurney decidió intentar reescribirlo como una obra de teatro para dos personas en la que dos actores se leían una serie de cartas mutuamente. Lo que difícilmente podría imaginar A. R. Gurney es que esa pequeña obra se convertiría en finalista de los Premios Pulitzer y en el mayor éxito de toda su carrera. Y es que Cartas de amor es treinta años después de su escritura un auténtico clásico moderno que sigue siendo representado hoy en día en teatros de todo el mundo.

Cartas de amor es, en realidad, una lectura dramatizada donde dos personajes, uno a cada lado de un escritorio, reviven su historia desde la infancia hasta la vejez, a través de las cartas que se escribieron a los largo de sus vidas.  Dos personas unidas por los lazos del amor, aunque este fuera un amor por carta, pero separadas físicamente por los caminos que la vida les propuso en cada momento.

El texto de A.R. Gurney con versión y dirección de Selva Aleman, es sencillo, construido con anécdotas de dos vidas que van transcurriendo entre alegrías y tristezas, desde el momento de la infancia, pasando por la adolescencia y la madurez, un texto lleno de ilusiones, de oportunidades aprovechadas y otras perdidas, de miedos, de amor, de soledad, de enfermedad y de muerte, en definitiva de vida.

Uno de los puntos más fuertes de esta es, la presencia de dos figuras con mayúsculas de la escena argentina, Soledad Silveyra y Facundo Arana.  Su perfecta ortofonía, su clara vocalización, su entonación, su excelente proyección de voz (tan difícil de encontrar en la actualidad), otorgan a la acción una dimensión de elegancia y buen hacer indiscutible. Dos personas que con su sola presencia, su saber estar en escena y su personalidad, da a la propuesta una dimensión especial, con la emotividad justa en un proceso lento, pausado, calmado, como requiere el recuerdo de dos vidas que, sin caer en la cursilería, se muestran entrañables, cercanas y muy humanas.

Otro punto fuerte de esta propuesta es el excelente trabajo de iluminación, cuidado hasta el último detalle, no solamente por la utilización de un fondo de cortinados que aparecen enmarcados en dos cuadros y se iran oscurenciendo apagando a medida que el viaje por la vida de nuestros protagonistas va transcurriendo, sino también, por la iluminación directa a los personajes para enfatizar momentos, la penumbra de otros, etc. Un proceso casi mágico.

La escenografía es austera pero adecuada, no distrae de lo importante, las palabras, los gestos, las entonaciones y la excelente interpretación de sus protagonistas. Cartas de amor, nos ofrece calidad, eso sí, una calidad tierna, reposada, para ser disfrutada a fuego lento y desde el corazón.

Una obra aparentemente sencilla, emotiva, elegante, muy cuidada tanto en el contenido como en la estética donde, dos grandes de la escena, hacen las delicias del espectador.

By BATTAGLIA

 

 

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Viajes y Videos