Críticas
DESPUÉS DE CASA DE MUÑECAS... REGRESA NORA HELMER , ICONO DEL FEMINISMO, QUINCE AÑOS DESPUÉS...
By BATTAGLIA Sala Pablo Neruda - Complejo La Plaza
  • 09 de Mayo de 2019
  • Battaglia's:  

 

Después de Casa de Muñecas

Autor Lucas Hnath

 

Reparto:

 PAOLA KRUM, JORGE SUAREZ, JULIA CALVO, LAURA GRANDINETTI

Dtor. Javier Daulte
 

Vivir en una casa atrapada, en un matrimonio que no te hace feliz; en el que no tienes ni voz, ni voto, en el que más bien eres una muñeca… no es vida. Por eso, Nora Helmer, la protagonista concebida por Henrik Ibsen, deja su casa al final de una de las obras más icónicas y feministas de todos los tiempos: Casa de Muñecas.

Publicada en Noruega, esta obra se estrenó por primera vez el 21 de diciembre de 1879 en el Det Kongelige Teater de Copenhague, causando igualmente sensación y controversia; pero ahora, más de un siglo después, el famoso texto cobra una nueva vida gracias al dramaturgo estadounidense Lucas Hnath, quien toma como base la historia de Ibsen y la retoma 15 años después; cuando Nora, obligada por un asunto urgente, regresa a la casa Helmer.

El montaje estrenó en Broadway en el 2017, protagonizado por Laurie Metcalf, Chris Cooper, Jayne Houdyshell, y Condola Rashad, logrando extraordinarias críticas y varios premios; entre ellos ocho nominaciones a los Tony. Y no es para menos, el texto de Hnath es una verdadera joya; que, aun teniendo lugar en otro tiempo y otro país, resulta más relevante que nunca al cuestionar el lugar de una mujer en la sociedad y dentro del matrimonio.

Al discutir sobre un tema tan importante, idealmente se deben escuchar las distintas posturas, y esa es precisamente la genialidad de Después de Casa de muñecas (A Doll’s House Part 2), que aunque algunos personajes, como la hija de Nora: Emmy (Laura Grandinetti), solo tienen una breve intervención, ésta resulta tan potente que impacta y queda grabada.
Y es que en el tiempo que Nora estuvo fuera, lejos de su marido Torvaldo (Jorge Suarez), se transformó en todo lo que quería ser: una mujer independiente, una escritora que trabaja y que finalmente tiene la libertad anhelada de elegir el rumbo de su vida. O al menos eso creía, pues aunque pensó haberlo dejado todo atrás, seguirá cargando con su pasado y se verá ahora obligada a confrontarlo.

Paola Krum resulta fantástica como la protagonista y regala varios de los mejores momentos de la obra; por ejemplo, cuando Nora le explica a Ana María (Julia Calvo), su nana (ahora nana de sus hijos) que el matrimonio es una institución arcaica que debería extinguirse.

Solamente ese monólogo bien valdría pagar la entrada de la obra, pues Norma utiliza argumentos por demás explosivos, y convincentes: que las personas cambian y dejan atrás su esencia; pero que cambian tanto que la otra persona podría quedar atrapada con alguien distinto; y por tanto, debería poder elegir ya no estar ahí. Que en un inicio, durante el cortejo, a la pareja le importa gustar, seducir, pero luego puede entrar en una zona de confort y descuidarse, sin que su pareja pueda hacer nada al respecto. En esta y otras indeseables circunstancias, como el cónyuge ya firmó un contrato inquebrantable, quedaría atrapado ‘de por vida’.
En contraparte, expone Nora, en un mundo ideal en el que no existiera el matrimonio, cada persona tendría la libertad de elegir estar con quien quisiera; de cambiar de pareja; de tener más de un amante; de mostrar una nueva faceta…

Nora está tan convencida de su teoría de que el matrimonio es una institución arcaica, que plantea un escenario en que la gente del futuro se burlará de aquellos que creían que el matrimonio era una opción atractiva de vida; se reirían al mirar atrás al recordar que las personas se autoimponían semejante sufrimiento.

El trabajo en la dirección del siempre versátil Javier Daulte, plantea una interesante propuesta en la que los personajes discuten continuamente entre ellos; pero también, hablándole ocasionalmente al público… cerciorándose de que esos testigos analicen, o quizá compartan, las ideas expuestas.
Krum mantiene el tono perfecto: tan segura e inteligente como Nora, y lanzando continuamente sólidos argumentos; reflexiones que, aún después de terminada la obra, seguramente seguirán resonando en la memoria.

A casi 140 años de su publicación, Casa de Muñecas sigue siendo de las obras más representadas en escuelas y escenarios profesionales; y ahora, con esta nueva propuesta que profundiza aún más -en un momento tan crítico-, la valía de la mujer, Después de Casa de Muñecas resulta no sólo pertinente sino necesaria.

By BATTAGLIA

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Viajes y Videos