Críticas
ÓPERA: RAQUELA DE FELIPE BOERO "UN DRAMA CRIOLLO"
EL GRUPO DE ARTISTAS EN ESPACIOS ALTERNATIVOS QUE DIRIGE LEONARDO BRAVO SE PRESENTA EN EL PASAJE DARDO ROCHA DE LA CIUDAD DE LA PLATA
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • 18 de Mayo de 2019
  • Battaglia's:  

ÓPERA RAQUELA  (UN ACTO)

FELIPE BOERO

G.A.E.A

GRUPO ARTISTAS ESPACIOS ALTERNATIVOS

DIRECTOR GENERAL: LEONARDO BRAVO

PASAJE DARDO ROCHA SALÓN AUDITORIO

SÁBADO 18 Y DOMINGO 19 MAYO

 

Asistente   de dirección:  Victoria Clementi

Reggie: Leonardo Bravo - Victoria Clementi

Coreografías: Jorge Filippa - Alejandro Godoy - Emmanuel Frers

Diseño de vestuario: Antonia Gusmerotti

Sonido e iluminación: Paulo Nazaro - NMsound

Escenografía y ambientación:  Hector Folino - Miguel Angel Lescano

Maquillaje y peinado: Maria Grimaux-Nelba. Makeup : Carlos Muñoz

 

CORO DEL GRUPO DE ARTISTAS EN ESPACIOS ALTERNATIVOS

 

Raquela: Silvana Radicena-Silvia Duffi

Honorio: Migue Angel Lescano-Carlos Vassallo

Servandi: Leonardo  Sacco

Don Lucio:  Ernesto Tettamanti

Piano: Paula Gelpi - Andrés Pelaez

 

Bailarines: Jorge Filippa – Elías Rivas Gadán – Ailén Díaz.

Payador: Ricardo Varela.

 

Tres años tardó Puccini en condensar el drama Tosca y pasar de la obra de teatro a la ópera. Para no ser una ópera tan larga es mucho tiempo, pero comprimir (amor, intriga, violencia, pasión, muerte)  y dar dinamismo para las nuevas épocas y los renovados públicos no es tarea fácil. Esto dio como resultado uno de los grandes títulos del género, uno de los mejores ejemplos de verismo que llega a nosotros vital y siempre contemporáneo.

Boero trata justamente en Raquela de repetir esta fórmula exitosa (amor ,intriga, violencia, pasión, muerte). Continuidad en los recitativos, arias en pinceladas, segmentos musicales  que ayudan al empaste y al color escénico y, por sobre todo, acción dramática sin preámbulos.

Raquela copia los modos europeos y busca en el sonar telúrico acercarse al público melómano y popular.

La compañía que dirige Leonardo Bravo, a fuerza de voluntad y trabajo artesanal, pudo poner en escena esta rara pieza de nuestro repertorio justamente en estas épocas de fiestas patrias.

Porque si hay algo que caracteriza a su director es, además de una persona iluminista, alguien atento al calendario. No poca cosa en estas épocas de desidias institucionales.

Esta compañía ya es un clásico de la ciudad y ayudada a pulmón por la comunidad y autofinanciada no deja de producir títulos de lo más variado del repertorio.

Los cantantes solistas se mostraron seguros e histriónicos pese a lo difícil de algunos pasajes vocales. La extensión vocal es llamativa y los pasajes en los bordes del registro fueron sorteados satisfactoriamente.

El coro dio la nota de color no solo cantando sino también en las diferentes coreografías folklóricas. Acertada inserción del payador y los bailarines, que dan el tono a la puesta.

Los pianistas se lucieron, diré que es muy bella la partitura de piano y tiene pasajes para escuchar con más detenimiento. Paula Gelpi y Andrés Pelaez ejecutaron el marco musical preciso para esta obra.

Una obra de nuestro olvidado bagaje cultural que podemos disfrutar sin excusas; acá no más, en el Pasaje Dardo Rocha.

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Últimas Críticas
Viajes y Videos