Críticas
SIMON BOCCANEGRA: DONDE PLACIDO DOMINGO DIO INTENSIDAD DISTINTIVA COMO CREDIBILIDAD AL DRAMA DE FORMA RELEVANTE...
Wiener Staatsoper BY BATTAGLIA (cobertura internacional)
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • 30 de Marzo de 2019
  • Battaglia's:  

                                SIMON BOCCANEGRA 

                   Música  Giuseppe Verdi 

       Libreto: Francesco Piave- Arrigo Boito

 

DIRIGENT Philippe Auguin
REGIE Peter Stein
BÜHNE Stefan Mayer
KOSTÜME Moidele Bickel
 
Simon Boccanegra Plácido Domingo
Fiesco Kwangchul Youn
Gabriele Adorno Francesco Meli
Amelia Eleonora Buratto
Paolo Marco Caria
Pietro Dan Paul Dumitrescu
Hauptmann Lukhanyo Moyake
   

 

 

   La puesta en escena de Simon Stein,  de Simon Boccanegra, recuerda a un recordatorio de ópera: lo que pareció antiguo en la ideal del director, aunque ya no puede envejecer; Pero no será atemporal, debemos recordar que la mencionada data del 2002.  Sus estructuras claras y las cortinas notoriamente drapeadas, con las que se va a condensar la magia de las figuras estáticas, incluso crean atmósfera. Lo atemporal aún debe escucharse en esta reunión familiar entre el padre Simon Boccanegra y su hija perdida Amelia: el veterano Plácido Domingo todavía posee esa sorprendente intensidad y poder de penetración que le permite hacer que un drama sea relevante. Para resolver viejos proyectos de ley, la dependencia política y los malentendidos también brindan amplias oportunidades para las disgresiones expresivas. Sonido personal de amplio volumen  distingue a Domingo, sin embargo, también respira una delicada "Figlia" que electrizo al público: Él, el Dux, acaba de darse cuenta de quién ha encontrado allí de nuevo. Domingo sigue siendo vital, sus líneas se caracterizan por la claridad. Aunque a veces un sonido se vuelve frágil. En resumen, sin embargo, este sonido personal, que se pone de manera fascinante al servicio de la expresión, sigue siendo seductor. Motivados por la excepcional cantante de aspecto atemporal, colegas motivadores: Nobel Kwangchul Youn como Fiesco, notablemente confiado e inquietante (como Amelia) la soprano Eleonora Buratto. De inmensa intensidad estuvoFrancesco Meli (como Gabriele Adorno). Robusto, con algunas debilidades en las profundidades, estuvo Marco Caria (como Paolo). El conductor Philippe Auguin propone un suave tono musical de cámara con el Wiener Staatsopernorchester y eleva el rendimiento a áreas delicadas. Maravilloso cómo sutil fue modelado el melancolismo con maestria.

By BATTAGLIA

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Viajes y Videos