Cultura
ELENA MAXIMOVA - SERGIO SOSA BATTAGLIA, ROYAL OPERA HOUSE MUSCAT : interview
By BATTAGLIA
  • 16 de Septiembre de 2019

Sosa Battaglia: Sra. Maximova …he estado en las dos funciones de Carmen, verdaderamente su actuación ha sido estupenda, como el carácter que dio al rol, su conexión con José Cura ha hecho una dupla “troppo bruta”, totalmente rústica…, “bravura pura”. Pero lo particular y notable es su voz la cual es “un tanto extraña”, el centro de su voz es muy intenso como particular; diferente a todas las mezzosopranos del mundo. Es distinta.., no es una línea vocal lineal, sino como un entubamiento… Por eso su voz es muy diferente. Y si a esto se le suma su belleza, el resultado es una Carmen totalmente diferente


Maximova: Bueno… Gracias! Cuando hablamos de Carmen no nos referimos sólo un personaje, sino que también se trata de la mujer que está presente. Yo tengo por supuesto que recordar las líneas y también tengo que pensar cómo lo estoy haciendo técnicamente, cuando estoy sobre el escenario. Pero también estoy concentrada en “la vida” del personaje, y estoy tratando de mostrar desde el comienzo de la ópera cómo es Carmen… Primero su risa, porque es una mujer feliz, absolutamente feliz; pero luego comienza a pensar “¿qué sabe del amor?”, pues todos están preguntándole sobre el amor y ella intenta explicar. El amor, como todos nosotros sabemos, tiene distintos aspectos. Es pasión, pero también puede ser suave, casi como una caricia; tiene distintos colores, matices… Y eso es lo que estoy tratando de mostrar con mi voz cuando el personaje cambia. Eso me es normal; cambiando mis matices en función de ello.


Sosa Battaglia: ¿Cómo fueron sus comienzos en la lírica?


Maximova: …Empecé a trabajar en el año 2000 como miembro de la Stanislavski Opera Theatre en Moscú, donde desarrolle mi actividad por quince años e interpreté mi primera versión de Carmen. Tuve una audición en aquel año para interpretar mi papel, siendo mi primer concierto en el 2005. Desde aquel momento empecé a estudiar bien el rol de Carmen, luego de haber hecho Mercedes dos veces. Ese fue el deseo de mi director en la Ópera Stanislavski. Él quiso que yo “sintiera” el ambiente y la atmosfera, e insistió en que aprendiera bien el papel, primero de Mercedes, que entendiera a Mercedes, para mostrarme cómo debe ser un cantante de ópera. Obviamente, también vi a varias cantantes interpretando el rol de Carmen, entre ella mi ejemplo Elena Obratzova. Si mal no recuerdo interpretó allí dos veces el papel de Carmen, en 2002 y 2003. Yo me quedaba a presenciar los ensayos para ver cómo el director iba explicando y guiando a esta cantante en la interpretación del rol. En la preparación del personaje, mi profesor de teatro hace un enfoque obviamente sobre el aspecto de la actuación. De manera que creamos juntos este personaje de Carmen, este rol, desde un comienzo. Hablamos mucho sobre su historia y sobre cómo estaba escrito. Entonces mi Carmen es muy pasional, muy cercana a cómo soy yo como persona. Esto siempre intento de mantenerlo; que sea en cierto sentido tal como soy como persona, lo cual puede valer hasta en diferentes actuaciones, o en distintas versiones.

Sosa Battaglia: ¿Qué opina de la ópera moderna?


Maximova.: …En las óperas modernas hay un aire más fresco, donde se pueden sentir más las pasiones. El diseño del set es también “más fresco” y se puede sentir otra energía, más pasional. En cambio, en las versiones clásicas, eso suele estar más limitado. Por ejemplo, en la actual puesta de Carmen que estamos presentando aquí en Omán, pasa eso. En los ensayos José (Cura) siempre me estaba preguntando “¿por qué no te puedo besar?”, yo me reía, pero es así. Porque aquí sería imposible mostrar el beso en escena. Se nos dijo que el personaje protagónico no podía mostrar sus piernas y que los hombros debían estar cubiertos. Obviamente eso hubiera sido más sexy, pero tenía que hacerse al “estilo antiguo” para una cantante lírica.


Sosa Battaglia: ¿Esas limitaciones le hicieron más difícil interpretar el personaje?


Maximova.: …Sí, eso lo hace un poco más difícil. Al no poder besar, o tener un mayor acercamiento físico, puede ser que no se logre trasmitir en plenitud la situación. Particularmente yo lo sentí en la segunda actuación. Temía que no se transmitiera la historia de amor tan claramente, pues no se estaba mostrando ni viendo de una forma natural actual. Además del odio, y el desastre que llega en el 4 acto.


Sosa Battaglia:… ¿Carmen es sexo o amor?


Maximova.:… Carmen muestra lo sensual .Carmen al comienzo no podía entender que hubiera una persona presente que no la estuviera mirando. Pues ella siempre fácilmente captaba la atención de todos los hombres por su belleza y su carisma, asimismo por la forma que se muestra y se presenta. Por eso le llama la atención no captar la atención de José. Por eso ella comienza a hablarle (por la seguidilla realmente). Pues además lo ve con esa imagen físicamente robusta; pues ella estaba buscando el hombre fuerte, estaba buscando su otra mitad…. (Así como todos nosotros). Y absolutamente ese es el punto, manifiesto durante el acto segundo cuando ella entiende que él quiere dejarla en un momento tan intenso, por una obligación. “¿Qué obligación tendrá que tener? Si yo estoy aquí! Yo soy lo más importante! ¿Por qué quieres dejarme en este momento?” Para Carmen actúa como un ¡Bumm!, como un detonante… No puede ser! Y en función de esto, de esta discusión, ella insiste en él, y en que él no tiene en realidad otra opción. Debe seguirla a ella. Pero lamentablemente algo se quebró en José. Pues él cree en la responsabilidad de su cargo, y ella está rompiendo esa rutina, esa creencia. Sin embargo, las mujeres somos así (y esto lo estoy diciendo por mí). Si nosotras queremos algo, vamos a hacer el 100 por ciento de lo que haga falta hacer para obtenerlo. Varias veces no nos damos cuenta de que esto está mal. Por ejemplo, si estamos compartiendo algo, algo casual, está bien, lo aceptamos. Pero si queremos a un hombre, pero sobre todo a “un hombre en especial”, porque creemos que es la persona correcta, por nuestra pasión y nuestro amor, entonces actuamos como Carmen. Actuamos así…; aunque después ya no necesitemos a esta persona y la dejemos de lado, lo “tiremos”. Y eso es lo que Carmen hace con José…. ¿Qué quiero decir? Que ella no quiso hacerlo y que no esperaba que su alma se quiebre. Ella percibió erróneamente que él iba a ser tan fuerte como ella es.

Sosa Battaglia.: Uno pensaría entonces que es un tanta “malata d’amore”. José es obsesivo por ella. En ese sentido, es similar a Otelo y Desdémona…, la pasión finaliza en la muerte, y en la muerte está el significado de la relación?

Maximova: … Sí; absolutamente. Distintos compositores llevaron esta historia a cabo para hablar de pasión y amor. Lo cual juntos son como un tren; te paras adentro y te transporta.

Sosa Battaglia:… Exacto. La escena final del tercer acto es en ese sentido totalmente clara. Allí Usted (Carmen) no sabes a cuál debe elegir, si a Don José o a Escamillo. Usted está sola en el escenario; verdaderamente clarificador para toda la opera. Su escena explica la dualidad entre la brutalidad de Don José, y la verdad o la vida con Escamillo. ¿Pero Ud. qué siente?

Maximova: La música ayuda con la opción. Para mí, en el tercer acto (después de la canción de las cartas) Carmen no tiene otra opción; ya no le queda otra opción. Las estrellas ya han elegido su destino; ella eligió ese camino. En definitiva, no va a estar con José. Y eso se lo demuestra a él de una manera muy brutal. Es una gran sorpresa para ella que Escamillo viene a las montañas. Ella ya sentía atracción hacia él desde el segundo acto, cuando ambos conversan. Es interesante… Cuando él viene para decirle especialmente que la estuvo esperando, para ella resulta como un juego…, un juego de mesa, porque ya su gran pasión se ha muerto. Tampoco la historia no sería aún interesante para todos, 200 años más tarde, si algo no fuera tan real, si no pudiéramos sentir lo mismo. Podemos ser muy apasionados, podemos enamorarnos tan profundamente que podemos destruir familias. He escuchado la historia de una amiga, quien destruyó todo. ´Tuvo dos hijos y un marido fantástico, pero los dejó, pues no podía pensar más en nada. Ella era una increíble soprano, pero ya no podía volver a cantar; es nada ahora, como Carmen cuando muere… Y está con un hombre que no puedes imaginar…En producciones y adaptaciones modernas de Carmen a veces José viene a mí especialmente para besarme, e insistentemente lo intenta. Y dice “yo soy tu hombre, tú me prometiste el mundo y todo…”; hay más apasionamiento. Pero aquí en Muscat tengo que adaptar a mi personaje. Es difícil la situación porque acá matarían a esta mujer inmediatamente

Sosa Battaglia: La regia aquí en Muscat es de Gianni Quaranta, trabajar con él ha sido muy especial, él ha sido muy claro.  ¿Como se siente trabajar con el destacado regista.italiano?

Maximova: Su diseño del set es muy bello y en mi caso estoy intentando, en términos de Omán, de ponerme en el punto de vista del público. Intento ver y adaptar el papel de Carmen… No lo puedo cambiar mucho de la historia original, pero durante el acto primero estoy tratando que el público sienta lástima por mi y que pueda llegar a sus sentimientos. Espero que perciban esto, porque en realidad para ellos esta mujer debería ser matada.
Para mí, cuando se me planteó el interpretar el papel de Carmen en Omán, supe que sería difícil, porque la la forma de pensar del pueblo musulmán es muy distinto al occidental. Tienes que encontrar y sentir la respuesta del público. Para mí el primer acto es la historia de dos personas transitando por los distintos tipos y etapas de la pasión, pero que luego terminan, dejan de tener los mismos sentimientos por el otro. No hay más energía y necesitan decidir qué hacer como pareja, pues aquí yo ya no siento más sentimientos, no tengo nada, todo ya pasó. Y si esto lo demuestras con energía al público, no es muy efectivo. Tienes que demostrarle que estás al punto de de ya no se puede hacer nada más, basta… todo se agotó.
En cuanto al final, todas en base a sus costumbres y preceptos la pueden interpretar de diversas formas.

Post-traducción, versión taquigráfica y versión transcripta en español by Julio BRAVO

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Últimas Críticas
Viajes y Videos