Espectáculos
Glenn Close desde el hermoso “The public Theater” en Nueva York.
  • Slide
  • Slide
  • 14 de Noviembre de 2018

Ver actuar a Glenn Close es siempre una gran experiencia: en cine o en grandes
producciones teatrales (notable en “Sunset Boulevard”). Pero lo interesante de
esta producción es poder verla en la intimidad de una sala pequeña en The Public
Theater en Nueva York. Esa cercanía y lo despojado de la puesta en escena hacen
que uno pueda ver cada gesto de Close y distinguir cada inflexión de su voz.
La obra, escrita por Jane Anderson, cuenta la historia de Juana de Arco desde la
óptica de su madre. Y el papel que compone Close es una maravilla de
entendimiento. Diseña su papel con una notoria cantidad de recursos y no cae en
ninguno de los problemas actorales que vemos a menudo en las obras donde lo
que predomina es el texto: no sobreactúa, no muestra nada artificial y hace que
cada palabra tenga peso. Es una madre de la Edad Media que, no sólo lidia con una
hija adolescente que ve visiones divinas, sino que además sigue toda su peripecia:
desde la perplejidad inicial hasta su condena en la hoguera por brujería, pasando
por el momento donde comanda las tropas vencedoras.
Durante todo ese recorrido, Close compone con sencillez y maestría a una madre
que, más alla de circunstancias momentáneas, nunca deja de pensar en su niña, en
ese vinculo madre-hija, que es donde ella se define. Dados los hechos históricos, y
el trágico desenlace, el rol podría verse plagado de excesos actorales; sin embargo,
nada de eso sucede. La maestría de usar los gestos mínimos, pero profundamente
dramáticos, realza un texto que transcurre fluidamente en el terreno del
melodrama. La madurez de Close es una madurez llena de sabiduría actoral y
brillantez.
La puesta en escena, a cargo de Matthew Penn, es despojada visualmente. Cuenta
sólo con unos pocos cambios escenográficos muy simples en una sala donde todo
está expuesto, ya que es muy pequeña y tiene tres frentes, lo que genera que el
público rodee desde muy cerca el espacio escénico. Penn pone énfasis tanto en la
actuación como en la fluidez del texto, logrando así un buen resultado. Las demás
interpretaciones son destacables, destacándose Grace Van Patten como Juana (la
pueden ver también en la fantástica “The Meyerowitz Stories” en Netflix).
Una propuesta que valdría la pena en cualquier hipótesis. Con Glenn Close, la obra
adquiere una jerarquia indiscutible. Estará en cartel hasta el 23 de diciembre.


DARIO LOPERFIDO

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Últimas Críticas
Viajes y Videos