Por el Mundo
WAT PHO, EL TEMPLO DEL BUDA RECLINADO DE BANGKOK
By BATTAGLIA
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • 15 de Diciembre de 2018

La capital Tailandia, Bangkok, posee multitud de templos, palacios y budas. Uno de los budas más populares de la ciudad, junto con el buda esmeralda, es Wat Pho el Templo del Buda reclinado de Bangkok (Wat Phra Chettuphon Wimon Mangkhlaram Ratchaworamahawihan). Se trata de la figura de Buda en posición tumbada o reclinada más grande de todo Tailandia, con 43 metros de longitud.

El templo Wat Pho, de arquitectura muy similiar al Gran Palacio de Bangkok, es una visita turística más que recomendada en la capital Tailandesa ya que el Buda Reclinado, el más grande de Tailandia con 43 metros de largo y 15 metros de alto, es uno de los iconos de la ciudad y también el templo más antiguo de Bangkok, que data del periodo del rey Rama I, mucho antes de que Bangkok se estableciera como capital de Tailandia.

El complejo Wat Pho, de 8 hectáreas de superficie, es famoso por la inmensa estátua del Buda reclinado que hay en su interior, pero lo que mucha gente no sabe es que Wat Pho es el lugar donde nació la primera escuela de masaje Tailandés y medicina tradicional, escuela anterior a la construcción de la estatua reclinada de Buda. Actualmente se imparten clases para aprender a dar masajes y también los visitantes pueden optar por darse un auténtico masaje tradicional Tailandes por los estudiantes del curso a precios mucho más económicos que en otras partes de la ciudad.

Una de las cosas que más llama la atención del templo Wat Pho es lo pequeño que es. En el interior de Wat Pho la estatua del Buda reclinado ocupa practicamente la totalidad del edificio, quedando como espacio libre tan sólo un pequeño pasillo de varios metros de ancho salpicado de columnas. Este pasillo es el único lugar desde donde podemos contemplar al buda e intentar buscar un ángulo para tomar una fotografía completa de la estátua.

Al contrario que el altar del Buda Esmeralda que sí es de oro, el Buda reclinado está realizado en pan de oro, lo que proporciona ese color amarillo brillante y sugerente. Como lugar sagrado que es, encontraremos además de turistas, fieles y monjes presentando sus respetos al gran buda de Wat Pho. Para acceder al interior del templo donde reside el buda, como viene siendo costumbre en Tailandia, hay que descalzarse, aunque se permite acceder con calcetines.

El silencio de este lugar sagrado normalmente se ve interrumpido por el sonido de monedas, ya que el pasillo que se encuentra a la espalda de la gigantesca estátua posee una fila de pequeños cuencos donde realizar el ritual de la limosna, que consiste en depositar unas pocas monedas en cada uno de estos cuencos tras haber rodeado a la figura de Buda.

 

Historia del templo Wat Pho


El templo Wat Pho recibe este nombre debido a la creencia de que Buda vivió en un templo ubicado en la India cuyo nombre era precisamente Wat Pho. Durante las guerras entre Siam y Birmania una inmensa estátua de Buda que se encontraba en Ayutthaya, la antigua capital de Tailandia, fue destruida, hecho que llevó al rey Rama I a tomar la decisión de construir un nuevo y majestuoso templo.
Se dice que parte de las cenizas de la dinastía de los Rama descansan en el complejo del Buda reclinado de Bangkok.

© Desde La Platea. Todos Los Derechos Reservados
Viajes y Videos